Terapias de Pareja

La psicoterapia de pareja es una alternativa para fortalecer y/o mejorar la relación de pareja. Es un ejercicio enriquecedor, debido a que existen puntos ciegos en nosotros mismos y en la relación que pueden coartar el desarrollo del vínculo placentero.

La psicoterapia de pareja nos permite entender cómo funcionamos en la relación, cuáles son nuestros puntos de mayor conflicto y también las fortalezas con las que contamos para lidiar con los mismos. También se contempla como una de las posibilidades dentro del trabajo en terapia de pareja la posibilidad de manejar la separación o el divorcio en forma consensuada, reflexiva y constructiva.

La terapia de pareja puede ser útil en tiempos de crisis y también con respecto a problemas de larga duración. Algunas de las situaciones  que podrían beneficiarse desde este abordaje  se enumeran a continuación:

  • Problemas de comunicación
  • Dificultades en la expresión afectiva e intimidad emocional
  • Problemas en la sexualidad de la pareja
  • Problemas de salud, enfermedades físicas y crónicas, en particular de ambos o alguno de los miembros de la pareja.
  • Abuso de alcohol y de otras sustancias.
  • Trastornos de alimentación.
  • Problemas matrimoniales incluidos la separación y el divorcio.
  • Familias reconstituidas.
  • Acogimiento familiar, adopción.
  • Cuestiones relacionadas con el ciclo vital familiar y las etapas de transición (nacimiento de un nuevo, hijo, inicio de la escolaridad, salida de la casa de los padres, casamientos, retiro laboral)
  • Promoción de habilidades parentales
  • Experiencias traumáticas, la pérdida y el duelo;
  • Alteración de la vida familiar debido a conflictos sociales, políticos.

Informes básicos para pacientes de primera vez en terapia de pareja

  1. Las citas duran 60 minutos; a la primera deben llegar ambos aproximadamente 10 minutos antes para diligenciar los debidos formatos.
  2. Una vez hecha la cita, ambos recibirán un correo electrónico con los datos de la misma (nombre del psicoterapeuta, datos de ubicación, fecha y hora de la cita pactada).
  3. Los dos deben venir juntos, preferiblemente. Si existen dudas al respecto, se pueden tratar con el terapeuta. El que a una primera cita acuda un solo miembro de la pareja no es limitante para atenderlo y que en un segundo momento vengan ambos (contemplando el terapeuta las implicaciones para el trabajo con la pareja que esto pueda tener).
  4. En La primera sesión se explora el motivo de consulta por parte de ambos miembros de la pareja, si es el caso. Se inicia con las primeras entrevistas escuchando y recopilando información que ayude en la comprensión de lo que acontece con la pareja. Se explica brevemente que el proceso consistirá en unas sesiones preliminares de evaluación, seguidas de una devolución de impresiones por parte del terapeuta, de una propuesta de intervención y del establecimiento de los posibles objetivos de trabajo, para en función a estos iniciar el proceso psicoterapéutico.
  5. En esta primera sesión en función a aspectos como el motivo de consulta, nivel de compromiso o deseo de estar en el proceso, alguna situación en particular por la que esté atravesando la pareja, características de personalidad, niveles de funcionamiento o posibles diagnósticos clínicos de ambos o de alguno de los miembros, el terapeuta decidirá si la pareja puede ser candidata a terapia de pareja o si por el contrario debe derivarse a otro tipo de intervención.
  6. De aplicar para terapia de pareja, continúa el proceso de evaluación en entrevistas preliminares, de 2 a 4 sesiones (que pudiera contemplar alguna aplicación de pruebas o escalas de auto-reporte, pero normalmente se lleva a cabo principalmente con entrevistas)
  7. Finalmente, se explican los resultados de la evaluación, junto con las opciones terapéuticas que según el caso puedan llevarse a cabo.
  8. El terapeuta que los atenderá debe ser el mismo que defina y mantenga tratamiento.
  9. Dudas acerca del caso se discutirán directamente con el psicoterapeuta.
  10. El tipo de orientación terapéutica es principalmente psicodinámica (teoría de las relaciones objetales, teoría del Apego y terapia familiar Contextual). Se busca y se trabaja la raíz de los conflictos a nivel consciente e inconsciente, el tipo de vínculo que suele establecerse y lo que se recibe y repite generacionalmente. Se acompaña a la pareja en la comprensión de lo que les acontece, en la toma de decisiones y posibles soluciones a su malestar y en la construcción y sostenimiento de nuevas y satisfactorias formas de relación.
  11. La duración del tratamiento dependerá del tipo de intervención acordada y de la evolución propia del caso.

 

Conoce más sobre nosotros 

Realiza una cita

Síguenos en nuestras redes sociales

Facebook 

Twitter 

Pinterest 

Instagram 

About The Author

Psipre

Psicología Preventiva